Categoría Blog 1

Reformas para mejorar la eficiencia energética de los hogares

Reformas para mejorar la eficiencia energética de los hogares

Ya sea porque los precios de la electricidad han alcanzado precios elevados o por la necesidad de reducir la contaminación del aire, de hecho, la eficiencia energética a nivel doméstico se ha vuelto muy importante hoy en día.

Según diferentes estudios, el país pierde cada año unos 12.000 millones de euros por desperdicio de energía. Al respecto, los expertos afirman que una serie de reformas en tu hogar pueden ahorrar mucha energía.

Eficiencia energética residencial

Según el Ministerio de Industria, el 80% de los hogares españoles cuentan con etiquetas de eficiencia energética E o G, en las que la eficiencia energética es un aspecto que debemos mejorar mucho.

Mejorar los materiales de aislamiento o el techo de su casa (lo que puede ahorrar casi el 70% de las facturas de electricidad), instalar ventanas de doble capa o instalar sistemas de energía renovable, económicamente, son soluciones que no todo el mundo puede utilizar.

Sin embargo, existen una serie de medidas que pueden hacer que su hogar sea energéticamente eficiente y económico.

Reformas vinculadas con la eficiencia energética

  • Puertas y ventanas:

Las puertas y ventanas del hogar debidamente selladas pueden reducir la pérdida de calor en un 30%.

Reemplazar las ventanas es fácil y puede que no sea muy costoso. La instalación de ventanas de doble acristalamiento con aislamiento térmico es muy buena elección. Además, existe una especie de cristal que evita que se pierda el calor generado por la calefacción de la vivienda.

  • Climatización:

La calefacción puede representar el 40% de los recibos eléctricos. En este aspecto, la eficiencia energética es tan relevante que en 2018 entró en vigor el Reglamento N ° 2015/1188, que establece la eficiencia energética mínima que deben tener los equipos de calefacción, la cual se determina en 38%.

Si bien los electrodomésticos de alta eficiencia son una alternativa regularmente económica, lo cierto es que actualmente son muy importantes los sistemas que utilizan fuentes de energía renovables como la solar o la eólica. Los equipos de energía térmica de aire, como bombas de calor o paneles solares, pueden proporcionar tanto calefacción como agua caliente sanitaria, logrando así un doble ahorro.

La calefacción por suelo radiante es un sistema que todavía se considera novedoso en nuestro país, aunque se lleva utilizado durante muchos años. Cuando llevamos a cabo la instalación de calefacción por suelo radiante, podemos economizar entre un 20% y un 10% en comparación con los métodos tradicionales de calefacción.

  • Iluminación:

Aunque su consumo no es tan elevado, lo cierto es que la iluminación de tu hogar puede «costar» el 25% de tu recibo.

Instalar bombillas de tecnología LED puede ahorrarle unos 140 euros.

  • Techos, pavimento y paredes:

La pérdida de calor a través de las ventanas puede llegar hasta el 30%, a través de las paredes hasta el 25% y a través del pavimento hasta el 2%. Si queremos mejorar la eficiencia en estas áreas, podemos realizar algunas operaciones:

  • Muro de aislamiento:

En este caso, depende de si se trata de una vivienda unifamiliar o de una vivienda dentro de un edificio. Si nos encontramos en esta última situación, podemos optar por SATE, un sistema de aislamiento externo, para que no se requiere ningún trabajo. Pero también es posible que solo queramos aislar nuestra casa, por eso tenemos aislamiento interno.

  • Aislamiento de techo y suelo:

Podemos colocar un falso techo con una capa de aislamiento térmico y superponer un suelo, o utilizar este tipo de aislamiento térmico.

  • Optimizar las instalaciones:

En este sentido, podemos mejorar el sistema de tuberías de nuestra casa para evitar problemas como pérdidas de calor o condensaciones.

  • Sistemas de domótica:

Los dispositivos inteligentes pueden usarlos de manera más eficiente, lo que ahorra muchos costos. Si bien es cierto que este tipo de dispositivos suelen ser más caros, el hecho de que nos ahorran mucho dinero y no requiera trabajo (solo necesitas una conexión a Internet en tu casa) los convierte en una enorme inversión.